Emprendimiento Social y Nuevas Tecnologías para el Bienestar: Estudio de casos

Marco Antonio Cruz Morato, Carmen Dueñas Zambrana

El emprendimiento social y las empresas sociales están atrayendo cada vez más atención en
algunos ámbitos, como el académico (de acuerdo con Saebi, Foss y Linder, 2018). Aunque aún
resulta limitado el nivel de conocimiento general sobre la cuestión, a pesar del impulso
proporcionado por las instituciones eurocomunitarias (existiendo, por ejemplo, una “Iniciativa
de Emprendimiento Social” por parte de la Comisión Europea). Entendiendo a los
emprendedores y empresas sociales, como individuos y organizaciones que utilizan la lógica de
mercado para iniciar proyectos empresariales que mejoren la situación de los segmentos de
población en riesgo de exclusión, o que sufren una situación desfavorable con grandes
dificultades para poder superarla (Peredo y McLean, 2006; Seelos y Mair, 2005; o Thompson,
2002, entre otros).

En un entorno como el actual, de revolución tecnológica y grandes cambios sociales anejos, el
impacto en términos de bienestar que el uso de las nuevas tecnologías puede tener a la hora de
impulsar un desarrollo sostenible a largo plazo, centrado en las personas, se presenta como muy
elevado, con una enorme potencialidad. La relación entre sostenibilidad y nuevas tecnologías
ha sido abordada por autores como Tolón Becerra et al. (2011), entre otros. Si bien parece que
todavía no ha sido lo suficientemente explotada a nivel empresarial, ni impulsada
consistentemente por los poderes públicos; a pesar de que la lucha contra la exclusión social
tiene, además, un impacto positivo sobre el propio crecimiento económico (y no sólo en
términos de mayor equidad o justicia social, ver Cruz Morato, García Lizana y García Mestanza,
2017).

De esta manera, en la presente investigación se pretende profundizar, tanto a nivel teórico como
empírico (mediante una metodología de estudio de casos), en varias iniciativas creativas de
emprendimiento social, con gran influencia de la aplicación de nuevas tecnologías orientadas al
bienestar y la inclusión social de colectivos desfavorecidos (como las personas mayores o
personas con discapacidad). Bajo la consideración del emprendimiento social como catalizador
de la transformación social (Alvord, Brown y Letts, 2004), el estudio de casos empresariales de
éxito (en los cuales este tipo de iniciativas se han desarrollado en base al avance tecnológico
para mejorar la situación de dichos colectivos), puede suponer un punto de partida muy
interesante para promover e impulsar actuaciones orientadas en este sentido, y conseguir que
el progreso técnico asegure un futuro más sostenible y próspero para todos.

Palabras clave: emprendimiento social, nuevas tecnologías, sostenibilidad, exclusión social